martes, 28 de octubre de 2008

Crónicas Montevideanas...

Carbonero Piendibene - Mayo 1908

En Pocitos, ya en esta época, existía una figura deportiva que estaba por encima de todos los bandos, que superaba toda reserva. Los niños, los hombres, deportistas o no, del bando que fueran, las muchachas, amas de casa, la gente trabajadora o la burguesía veraneante, todos conocían a "José" y así lo nombraban: José, José Piendibene. Muchacho netamente pocitero, mucho antes de ser "el maestro", ya empezaba a ser ídolo. Para nosotros los chicos, mas que para los grandes, Piendibene era "José" a secas, algo así como si fuera un torero de alguna perdida aldea andaluza. (Eran los años en que había toros en La Unión con grandes toreros como Fuentes y Bombita, de los que oíamos hablar a diario). El localismo era legitimo. Los chicos lo tuteábamos y lo señalábamos a nuestros padres al cruzarnos por la calle, o cuando, a través de la vidriera, lo veíamos con sus hermanos en la "Hojalatería y Zinguería de Piendibene Hermanos", en la calle Chucarro.

La adoración era explicable. Un pocitero que se había iniciado jugando en "El Intrépido" y en "El Pampero", cuadritos de pueblo, era ahora de los poquísimos que sin ser ferroviario, integraba el cuadro de primera división de "los carboneros". Esto solo era suficiente. Los ídolos se crean así. No fumábamos todavía, pero juntábamos vintenes para comprar un paquete de cigarrillos baratos, ya que en cada cajilla venia un pequeño retrato de un jugador de fútbol, ansiando que nos tocara un retrato de "José" Piendibene, nuestro ídolo. Y el próximo domingo jugaban en "La Estancia" Peñarol y Nacional. Ya en aquel entonces era el clásico. Peñarol era todavía el C.U.R.C.C. (Central Uruguay Railway Cricket Club) y "La Estancia" era la vieja cancha de la Estación Peñarol, enorme y demasiado empastada, de medidas que excedían las reglamentarias. Allá estaría Piendibene, el gran jugador, en el cuadro del pueblo, el de "los carboneros", los obreros de los Talleres del Ferrocarril Central. Había que correr la aventura para ver ese partido.

Pero "La Estancia" quedaba tan lejos! Solo se podía ir en Ferrocarril, pues aun no había tranvía ni ómnibus hasta el pueblo ferroviario. Yo casi era un hombrecito de once años bien cumplidos, pero tenia que convencer a mi madre para que diera la necesaria autorización y "financiara" aquel viaje.

Uno de los amigos preferidos, Capellini, hijo de obreros, nos tenia alborotados con la posibilidad de una ida en carro. Desde el jueves se sabia que Pedrito Lombardi, dueño de un carro grande, de los de mudanza, de cuatro ruedas y tres caballos que eran tres pingos, uno de ellos cadenero, se largaba hasta "La Estancia" pudiendo llevar hasta una veintena de gente pocitera. Y cobraba por todo el viaje tan solo dos reales!

Pedrito y su carro, nuevo, bien pintado, era otra institución en el pueblo. Claro está que habría que ir bastante amontonados y de a pie, pero que importaba! Para mi era una formidable aventura, un viaje extraordinario. Las incomodidades no existían cuando se tenia once años y había que ir a ver a jugar a "José". Mi madre estuvo vacilante, pero al final accedió. Iban varios de los muchachos amigos y Pedrito Lombardi era una garantía. La financiación era muy simple: dos reales para pagar el carro, un real para la entrada y otro real que me permitiría comprar dos "exquisitos" pasteles al negro Navarro, dos "cangrejos" confeccionados de acuerdo a "la formula del Dr. Navarro" (el medico de mas fama en aquel entonces. Como se ve, con cuarenta centésimos se podía hacer todo aquello.

El domingo fue tibio, de sol luminoso. Antes de las once, en la puerta de la casa de los Lombardi, en la calle Barreiro, el grupo viajero había casi llenado la capacidad del carro. Bien pronto se arranco, hacia Buceo, para tomar luego al trotecito, el camino Propios hasta Peñarol. El viaje era una fiesta y una alegría general. Como jugo Peñarol y que bien jugo "José" aquella tarde!

Apenas era noche y ya estábamos de vuelta en nuestro pueblo.

(*) 1908 De "Pueblo de los Pocitos" de Guillermo Garcia Moyano

4 comentarios:

Anónimo dijo...

hi, how are you? synthroid online [url=http://dotnet.org.za/members/cheap-synthroid-online.aspx]cheap synthroid[/url] http://dotnet.org.za/members/cheap-synthroid-online.aspx online

Anónimo dijo...

Hello! I'm newbie in Internet, can you give me some useful links? I know only about Yahoo [url=http://yahoo.com]Yahoo[/url] http://yahoo.com Yahoo

Anónimo dijo...

The authoritative answer, funny...

Anónimo dijo...

Hi there! This post could not be written any better!

Looking at this article reminds me of my previous roommate!
He constantly kept talking about this. I'll send this article to him. Pretty sure he'll have a good read.
Thanks for sharing!
Review my webpage - how to get rid of man boobs